Autódromo Rosario
Noticias

El Autódromo fue una fiesta de principio a fin

Unas 25.000 personas estuvieron este domingo, mientras que 35.000 pasaron durante todo el fin de semana. Rosario demostró otra vez que es una de las plazas más convocantes del país

El Autódromo fue una fiesta de principio a fin

El reloj marcaba las 7 AM. Apenas amanecía en la ciudad y la avenida Jorge Newbery estaba atestada de vehículos. En medio de una densa neblina, miles de fanáticos pugnaban por ingresar y tener el mejor lugar en el Autódromo. Sí, una pasión que no tiene explicación.


Los tuercas rosarinos y de la región demostraron la fidelidad hacia el Autódromo, dándole un fuerte espaldarazo a un predio que sufrió mucho en cuanto a lo burocrático pero que hoy está firme y sólido. Y lo que se vio este fin de semana lo ratificó: unas 35.000 almas pasaron viernes, sábado y domingo por el Juan Manuel Fangio.


Este domingo unas 25.000 personas abarrotaron los accesos desde temprano. Jorge Newbery fue una avenida que parecía una recta del autódromo, pero con autos, camionetas, motos y hasta camiones esperando para ingresar.


A las 9.45 la niebla se fue disipando y el semáforo verde se encendió. Y ante el humo de cada asadito, las Clase 2 y 3 del TN, además de la TA 1600 de las Agrupadas, se armó la fiesta en las tribunas y detrás del alambrado.


Rosario fue una fiesta. Una fiesta del automovilismo y de la familia. Una fiesta que seguramente se repetirá ante cada presencia de una categoría de deporte motor. Porque el Autódromo es una realidad que crece y crece.

Imprimir
Enviar por mail